Por estos días se lleva a cabo el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, y todo se está poniendo color de hormiga, dijo mi abuelita.

El presidente Donald Trump ya llegó a la reunión de líderes internacionales, pero desde antes ya estaba causando controversia, sobre todo porque será el orador principal que cierre el evento, entonces se espera que pronuncie uno de sus discursos de odio.

Previo a la llegada del mandatario estadounidense, en una mesa de preguntas y respuestas moderada por la periodista Miriam Elder, la premio Nobel de la Paz, Malala Yousafzai, habló sobre Trump y las acusaciones de acoso sexual y misoginia que pesan en su contra.

“Me decepciona profundamente ver que gente que se encuentra en las más altas posiciones hable sobre las mujeres en términos de desigualdad y que no acepte que son sus pares”, lamentó la joven activista.

“Es inquietante pensar que esto siga sucediendo en la actualidad. No es mi papel cambiar a las personas, solo puedo dar mi consejo. Y es que confío en que las mujeres se pondrán de pie y levantarán la voz contra todo esto”, sentenció la feminista.

Malala dijo que no espera que los hombres cambien el mundo, más bien confía en que sean las mujeres quienes le den la vuelta a la moneda.

La clave de todo es la educación, resaltó. Como sabrán y si no lo saben se los decimos, Malala saltó al ruedo político internacional tras conocerse su trágica historia: siendo aún muy niña unos talibanes le dispararon en la cabeza porque ella se negaba a abandonar sus estudios. Malala sobrevivió con algunas secuelas físicas evidentes pero con la mente cada vez más brillante.

“Las empresas y gobiernos que inviertan en educar a las niñas del mundo, verán como ayudan a que las economías crezcan”, sentenció Malala en Davos.

Mientras tanto, Trump entró a Davos con el pie izquierdo. En su primera conferencia ante medios de comunicación en el foro, confesó que cuando solo era un hombre de negocios los periodistas lo trataban muy bien, pero ahora que es presidente… se da cuenta de lo “sucia, mala, viciosa y falsa” que puede ser la prensa.

Obviamente las declaraciones del presidente de los Estados Unidos causaron risas y abucheos entre los reporteros presentes ¡Qué no manche!

Related News

Comments

No comments found!

Leave a Comment

Your email address will not be published.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com